Copy
Ver este email en tu navegador


¡Hola, maja!

Sentimos empezar de bajona, pero es que Israel sigue bombardeando Gaza y estamos indignadas. Este rapero palestino de 12 años te lo cuenta mejor que nosotras, así que se lo dejamos a él.

Por nuestra parte, hoy te traemos un contenido 🔞muy adulto🔞. O eso intentamos, aunque nos sale regular. La verdad es que el adulting es muy complicado. Allá va:

La transición a la vida adulta de Clara:

Llevo años siendo consciente de que hay funciones de vida adulta que se me da muy mal hacer. Pero los años avanzan (ya van unos cuantos), y no he mejorado en nada. Es más, cada año que pasa me tengo que enfrentar a alguna nueva tarea de adulting, y siempre fracaso de nuevo.

Sin embargo, hay algo dentro de mí que me hace vivir tranquila con estas situaciones. Y es que el resto de compañeras y compañeros de generación están igual que yo. No hay más que buscar 'adulting' en Twitter. Tenemos a Karen, que se ha comprado un juego de sábanas y se piensa vencedora, BadBonnie, que inundó el baño y llamó a su padre, o por supuesto, la maravillosa Samantha Hudson declarando en La Sexta que ha subido el precio de la fruta y las verduras.

Yo, rodeada de todas estas personas que sufren con el adulting lo mismo que todas, me he dedicado a documentar mi vida en viñetas de calidad suprema. Diría que casi casi al nivel de las mejores ilustradoras.

Gracias a las personas que me habéis dado alguna idea de vuestros dramas de adulting. No estamos solas. Y Maja, si tú tienes algún ejemplo más, tengo los DM abiertos.
 

La transición a la vida adulta de Lucía:

¿Tú te acuerdas del 15M, Maja? Yo muchísimo. Y no solo porque fuera mi rito de iniciación a la madurez y al mundo adulto. También tiene que ver con que en los últimos días todos los periódicos han publicado un especial décimo aniversario con ocho mil testimonios para decir: a) que no cambió nada b) que lo cambió todo.

La Puerta del Sol en mayo de 2011. No confundir con el fin de semana pasado, celebrando el final del estado de alarma.

José Luis, claro, es de los primeros: “el legado del 15M es el moño de Iglesias”. Pero yo creo que no, que en todo caso, serían las rastas de Alberto Rodríguez en el Congreso. Aunque esa ya es otra historia. Hoy vengo a hablarte de las plazas abarrotadas, de asambleas eternas en mitad de la Puerta del Sol y de los cánticos que todavía resuenan en nuestras cabezas (never forget illa, illa, illa, Botín hijo de ****).

El que mejor reflejaba el ‘espíritu del 15M’ era sin duda el de Que no, que no, que no nos representan. Y solo hace falta revisar los carteles electorales de ese mayo de 2011 para entender por qué: Camps, Cospedal, Esperanza Aguirre, Gallardón, Rita Barberá y Álvarez-Cascos se postulaban entonces como la ‘esperanza’ de España. Normal que la gente estuviera indignada.

Lo recuerda Juanlu Sánchez en este artículo de abuelo cebolleta: los diez momentos clave de esa #acampadasol, que por momentos se convirtió en el centro del universo.

El centro del universo... para mí, claro. El 15M no solo estuvo presente en la Puerta del Sol, también se extendió a otras ciudades. Sorry por mi madrileñocentrismo 🙏 Foto: Laura Mun

Recuerdo que estábamos de exámenes pero que daba igual”. Estos días me he dedicado a preguntar a la gente de mi alrededor qué significó el 15M para ellas y qué queda de todo aquello. Básicamente lo que han hecho todos los medios, solo que es verdad que, por lo que sea, no soy amiga de filósofos como Ernesto Castro ni de Javier Crudo ni de la gente que aparece en este podcast. Pero no importa, también te digo, porque mis amigas son igualmente listísimas. Y además, si algo caracterizó al 15M es que todo el mundo podía ser protagonista o, como lo explica Amador Fernández-Savater (otro escritor que tampoco es mi amigo), el 15-M proponía la activación de la gente común y cualquiera.

Lo mismo que me han dicho a mí mis amigas, vaya: “Tenía la conciencia de estar haciendo Historia. Era la primera vez que realmente me planteé que podíamos cambiar las cosas y que cada persona contaba”. Con veinte añitos, para muchas supuso un despertar político en un momento en el que “los políticos que teníamos no estaban a la altura de esa nueva generación que ya podíamos votar”. Eso, y que estábamos en medio de una crisis brutal. No como ahora 🤡

“Yo estaba indignada también, pero hasta ese momento no lo sabía”. Mi amiga Laura me ha enviado estas fotos y cuatro audios con un montón de recuerdos de esos días <3

¿Y qué pasó con toda esa energía transformadora? También tengo amigos realistas que me mandan el programa político del 15M, decidido por consenso en la Asamblea Sol del 20 de mayo y… es cierto, que conseguir-conseguir, no se ha conseguido nada. Pero no es mi intención ‘desacralizar el mito del 15M’, que para eso ya tenemos a Daniel Bernabé. También ha habido otros cambios más sutiles, como la instauración de las primarias en los partidos políticos o la Ley de Transparencia de 2013, como defienden en esta conversación algunas ‘voces pioneras’.

Yo me quedo con lo que me han dicho estos días mis amigas: que el 15M sirvió para fortalecer los movimientos en los barrios y las periferias, que allí se comenzó a visibilizar la importancia del feminismo (la revolución será feminista o no será) y que hubo un momento en el que creímos que podíamos cambiar las cosas. Lo define muy bien Santiago Alba Rico, como una experiencia de felicidad colectiva, dentro de esa indignación que nos recorría a todas:

Un mito lejano y, por eso mismo, poderoso: una experiencia de felicidad colectiva que conviene recuerden los que están preparando, sin saberlo, la próxima enmienda a la totalidad.
Puedes leer el texto completo en esta columna de El País. Te lo aviso porque estamos casi a final de mes y no sé cuántos artículos te quedan. Ojocuidao.

Supongo que ponerse nostálgica con el 15M y contar batallitas del pasado con MUCHA épica también es parte de hacerse mayor. ¿No seré yo acaso...
... una persona madura y adulta (que necesita memes de Bob Esponja para expresarse)? Espero que sí.

Para terminar, me gustaría dar las gracias a todas las personas majas que me han ayudado a hacer este número 💕 Acamparía con vosotras en Sol cada día.


Maja, miscelánea para gente adulta como tú y como nosotras:

Le digo a mi amigo de quedar y me dice que no porque acaba de ser padre????? Conoces al bebé desde hace un día y a mí desde hace 12 años pero prioridades supongo

Taichi apreciamiento  - (@taichisimbolo)

Bueno, Maja, esperamos haberte hecho madurar un poquito con el Majas de hoy. Y si no, no pasa nada. Como diría nuestro yo de hace diez años: illa, illa, illa...
Si alguien te ha reenviado esta newsletter tan maja y quieres suscribirte, puedes hacerlo a través de este enlace. Si nos quieres contar algo, decirnos qué te parecen nuestros divagamientos o simplemente saludar, puedes escribirnos a majasnewsletter@gmail.com. 
✉️ Y si te has dejado alguna Majas sin leer, puedes revisarlas todas aquí.
Comparte Comparte
Tuitea Tuitea
Reenvía Reenvía
Copyright © 2021 Majas, todos los derechos reservados. Claro que sí.


¿Quieres dejar de recibir este precioso email?
Puedes actualizar tus preferencias o darte de baja aquí. Ya te arrepentirás.
Email Marketing Powered by Mailchimp