Copy
Ver este email en tu navegador


¡Hola, maja!


Te parecerá increíble, pero este es el nº 50 de Majas 👯 Te hemos enviado 50 newsletters como esta. A nosotras también nos flipa. Quién nos lo iba a decir cuando empezamos hace ya casi dos años. Lo titulamos: Lo que esperamos de 2020. Little did we knowOjalá haber comprado acciones de Pfizer y haber advertido al mundo de que se venía una pandemia mundial. Pero no. Comenzamos hablándote de esta versión de Sabina y un rapero de nombre 6ix9ine 💁‍♀️ Nosotras tampoco sabemos por qué.

En fin, que esperamos seguir siendo tu emergency service emotional support animal al menos durante 50 números más.

Y ahora sí. Vamos con un clásico para acabar bien este año d̶e̶ ̶m̶i̶e̶r̶d̶a̶. Perdón, este año 2021.
 

Cosas que no nos han hecho sentir tan mal este 2021:

Una vez más, te traemos nuestro ESPECIAL RESUMEN DEL AÑO en exclusiva para ti, Maja:
 

1. Los primeros días de Filomena

Lo mejor del año sucedió la primera semana de enero y a partir de ahí ya fue todo cuesta abajo. Y no, no estamos hablando del asalto al Capitolio, aunque también nos dio grandes alegrías, (como el disfraz de moda de ese Carnaval y memes).

Nos referimos, por supuesto, a Filomena, la gran nevada que tiñó la ciudad de blanco y llenó las calles de gente con palas. ¿De dónde salieron todas esas palas? ¿Dónde están ahora? Nadie lo sabe. Probablemente junto a los esquís y trajes de Barbie esquiadora que no sabíamos que guardabais en vuestros pisos de 30 metros cuadrados. Nuestro look era más tirando a Bernie, pero para la de este año no nos pilláis. En cuanto acabemos la cuarentena navideña, nos tienes en el Decathlon.

Nosotras dando un paseo casual por Madrid en la próxima nevada.

¿Que cuándo va a ser la próxima gran nevada? El niño meteorólogo que avisó de Filomena ya ha hecho su predicción para 2022.
 

2. La importancia que se le ha dado a la salud mental

Este año hemos hablado mucho de salud mental. Parece que por fin nos hemos empezado a dar cuenta de su valor. Como todo, esto también tiene una parte negativa: hemos tenido a Errejón hasta en la sopa. Desde que aquel diputado popular le dijo que se fuera al médico, Íñigo ha hecho bandera de la salud mental. De todas formas, más nos vale respirar profundamente cada vez que se nos dice que pidamos ayuda, sabiendo que hay lista de espera de meses para una sesión de terapia en la sanidad pública. Pero sí, 2021 ha sido el año de la salud mental, lo hemos visto con el nacimiento de La Llorería, esa empresa que salió regulinchi, y esa otra canción que no es de Rayden

Simon Biles persona del año para TIME
Al final, la que más hecho por la salud mental este año ha sido Simone Biles.
Aunque desde Majas, nuestro premio al deportista del año va para Alberto Ginés, compartido eso sí, con Alexia Putellas.

3. Que no se ha acabado el mundo (de momento)

Y parecía que sí, ¿eh? Cuando ya nos habíamos acostumbrado a lo de vivir en una realidad distópica por la pandemia va el Ever Given y se queda atascado en el Canal de Suez, bloqueando una de las principales rutas del comercio mundial. Después de 6 días, consiguieron liberarlo y todo volvió a la normalidad, si por normalidad entendemos un mundo en el que los ricos se pelean por ir al espacio mientras los pobres sentimos eco ansiedad cuando nos sirven un refresco con pajita.

Dentro de esa excavadora estaba Abdullah Abdul-Gawad, que trabajó durante 21 horas seguidas porque había prisa por desencallar el asunto. Se ve que para pagarle las horas extra no había tanta urgencia.
Han pasado muchas más cosas semi-apocalípticas este año: la erupción del volcán de La Palma, tornados, inundaciones, el regreso de los talibanes al poder en Afganistán, Mercurio retrógrado, el Gran Apagón (pero no el de Austria, el de verdad: cuando nos quedamos sin Whatsapp ni Instagram durante MUCHÍSIMAS horas)... Y, a pesar de todo, aquí estamos. ¿Resiliencia o resignación? Un poco más de la segunda.

4. Saber que el mundo sí se desmorona, pero la Casa Real se mantiene

Hay algo que sobrevive a cualquier desgracia: los Borbones. Este año hemos mandado entre todos a Leonor a Gales, y nos alegramos mucho de saber que en su cole se celebra la “Queer Focus Week”. Mientras, por aquí su prima a lo máximo que aspiraba era a convertirse en un patín piti y a juntarse con Omar Montes en tiktok. Bueno, y a alquilar un piso de 5.000€ con Jorge Bárcenas DJ, que por cierto, no tiene nada que ver con Willy ni con Luis, con lo bonito que hubiera sido.

Y si decimos que los Borbones sobreviven a cualquier cosa es porque es verdad. Rafa Nadal cena con Juan Carlos y oyes, que el que se contagia no es el Emérito. Y todavía pretende volver a España en 2022… No tenemos mucho más que contar de la familia real, porque este año, para variar, tampoco han hecho nada.

5. El corte de pelo de Pablo Iglesias

El día en que El Coletas dejó de ser El Coletas

¿Te acuerdas de cuando Pablo Iglesias decidió presentarse a las elecciones madrileñas porque se creía el verdadero mesías de la izquierda? Nosotras lo hemos recordado para esta newsletter, aunque ya casi se nos había olvidado. Abandonar el debate en la SER no fue suficiente, y lxs madrileñxs nos acabamos comiendo a Ayuso con patatas, o más bien con menú infantil de Telepizza. Aunque ha sido entretenido ver las broncas que se trae con Pablo Casado, lo cierto es que una de las cosas que menos gracia nos ha hecho este año ha sido la presidenta madrileña.

Eso sí, a cambio nos hemos reído bastante con algunas cosas muy locas, como:

6. Todas las series y pelis que hemos visto en las veinte cuarentenas que nos han tocado por ser contacto de positivo

En Majas ya hablamos de Bo Burnham en julio, porque nadie hizo un especial sobre el encierro mejor que el suyo. Este año hemos disfrutado de los memes de El Juego del Calamar y hemos puesto punto y final a La Casa de Papel, que la verdad es que ya nos daba completamente igual qué hicieran con todo ese oro fundido. Agradecemos su fin y esperamos que dentro de 20 años no se reencuentren, como sí lo han hecho unas cuantas series este año. Friends, Cámera Café, Harry Potter (en breves), e incluso Taylor Swift reeditando sus propios discos con dosis extra de salseo. Está claro que en 2021 no nos ha dado por empezar cosas nuevas, solo queremos nostalgia en vena (ver punto 7). Que se lo digan a Buenafuente, que ha estado semanas despidiéndose de Late Motiv.

Al 2022 cinematográfico le pedimos algo más de variedad que el orange & teal. También, que Adam Driver siga cantando y que se continúen haciendo películas como Promising Young Woman, Petit Maman, Titane o Maixabel. 

Baby yoda happy
Y más horas de baby yoda <3 Este ha sido uno de los 10 gifs más usados este año en Giphy.

A ver, y un poco también pedimos que no acabe La Isla de Las Tentaciones, que necesitamos nuestra dosis de telebasura y C Tangana hace mucho que no saca otro Tiny Desk para entretenernos.

El otro madrileño. También con covid, por cierto.

7. Lo de Ana Iris

Durante una fracción de segundo, Telecinco pareció convertirse en un referente del feminismo, dispuesto a liderar la lucha contra la violencia de género. Así de loco ha sido 2021. El testimonio de Rocío Carrasco ayudó a ponerle nombre a muchas de las prácticas de la violencia machista: luz de gas, violencia vicaria, maltrato psicológico, violencia económica… Ahí estaba la hija de la Jurado hablando de violencia patriarcal en prime time, denunciando el infierno que había pasado por culpa de “ese ser”. De pronto, el documental de Rociíto ocupó el debate público. Todo el mundo hablaba de ello.

Eso fue, claro, hasta que Ana Iris Simón saltó a la palestra. La autora de Feria ha sido la revelación del año en esa gran plaza pública que es Twitter. Su polémico discurso frente a Perro Sánchez, la defensa de la patria chica y la nostalgia por la vida que tenían nuestros padres la colocaron en el ojo del huracán de la izquierda tuitera. Cada vez que publica una columna en El País, se convierte en trending topic, da igual que hable de sus amigos, su tío Manolo o los potajes de su abuela. Y a nosotras nos dan vidilla esos debates, no te vamos a engañar (aunque seamos Españita Movistar 🙄)

El espítiru de Ana Iris está en Masterchef
No podía faltar MasterChef en nuestro resumen del año.

8. Que el mainstream se haya empezado a dar cuenta de que las mujeres somos graciosas

Allá por el mes de junio salieron unas declaraciones de risa. La directora de La Chocita del Loro decía no contratar mujeres por hacer un humor “de víctimas o muy feminista”. Seis meses después, Estirando el chicle se convertía en el primer show de comedia en hacer ‘sold out’ en el Wizink en menos de 24 horas. Carolina y Victoria venían de ganar un Ondas al mejor podcast junto a nuestras adoradas Lucía Lijtmaer e Isa Calderón. Y es que 2021 ha sido el año de las cómicas (ojo, artículo de El País, te avisamos para que no gastes tus diez artículos en vano): Inés Hernand, Henar Álvarez, Lalachus, Yolanda Ramos, Ana Morgade, Asaari Bibang, Silvia Abril… ¡Joana Buenafuente! 

Y por último, el dúo cómico de la temporada: ¡Espi!

En un momento del programa, Esperanza Aguirre le dice a Soy una Pringada que es muy dulce. ¡A Soy una Pringada! 🧁Simplemente, el mejor programa.

9. Ese mes en el que no hubo coronavirus

Entre la delta y la ómicron se dio un período de aproximadamente un mes en el que parecía que no había pandemia. Durante una época la nueva rivalidad estaba entre ser una Moderna o de This girl is on Pfizer. Nos hacían mucha gracia los bulos del 5G, el coronavirus de perro o los microchís, sobre todo porque no había mucha gente con el virus a nuestro alrededor. De hecho, volvimos a perrear juntas, no solas, como dice Bad Bunny. Ah, qué bonita fue esa época, antes de que absolutamente todo el mundo se tuviera que aislar justo en navidad.

No seas la única sin covid, ¡únete a tus amigas!

La noticia que verdaderamente nos da esperanzas es, sin duda,  esta: ¿es ómicron el principio del fin de la pandemia? Vamos 2022, confiamos en ti 💪

10. Majas

Está feo que nosotras lo digamos, pero Majas nos ha traído grandes momentos este año. Como aquella vez que nos invitaron a un evento y comimos muchísimas palomitas🍿 

Es verdad que ha habido cosas mejores: la resistencia de los trabajadores del metal en Cádiz, que en Chile hayan empezado a abrirse las grandes alamedas, el poema de Luis García Montero a Almudena Grandes, la honestidad brutal de Olatz Vázquez, que Britney ya es free, las amigas <3… A ver si va a ser que 2021 tampoco ha estado tan mal.

Otra de las mejores cosas del año han sido las pegatinas de Majas que nos regaló nuestra amiga Patri (un besito 😘) y, sobre todo, cuando nos las encontramos pegadas en las puertas de los baños de los bares de Madrid.
 
Bonus track. La mejor estrategia de marketing del año: el McAitana.


Maja, miscelánea para acabar el año como se merece (confinadas una vez más):

Leonardo DiCaprio is so passionate about climate change because he wants to leave a better world for his girlfriends

– Pjörk 🐷 (@NicoleConlan)

Y de regalo, otro buen contenido sobre Leo y sus novias, que estamos en Navidad. Como diría Ana Torroja, entre gritos y pitos los españolitos hacemos por una vez algo a la vez, en este caso, coger el ómicron. ¡Buena entrada y salida! Nos vemos el año que viene, maja 🤪 

Si alguien te ha reenviado esta newsletter tan maja y quieres suscribirte, puedes hacerlo a través de este enlace. Si nos quieres contar algo, decirnos qué te parecen nuestros divagamientos o simplemente saludar, puedes escribirnos a majasnewsletter@gmail.com. 
✉️ Y si te has dejado alguna Majas sin leer, puedes revisarlas todas aquí.
Comparte Comparte
Tuitea Tuitea
Copyright © 2021 Majas, todos los derechos reservados. Claro que sí.


¿Quieres dejar de recibir este precioso email?
Puedes actualizar tus preferencias o darte de baja aquí. Ya te arrepentirás.
Email Marketing Powered by Mailchimp