Copy
View this email in your browser
GACETILLA DE PRENSA
Octubre 2014
16 de octubre “Día Mundial de la Alimentación”

 
ALIMENTAR AL MUNDO, CUIDAR AL PLANETA
 
“Alimentar al Mundo, cuidar al planeta”, es el lema que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación –FAO-, ha elegido para conmemorar el Día Mundial de la Alimentación este año. De esta manera la FAO valoriza hoy el aporte de los agricultores familiares y los campesinos de todo el mundo que garantizan el 50% de los alimentos que integran la mesa familiar.

En este marco, compartimos el texto que nos hiciera llegar la licenciada en nutrición Miryam Gorban, autora del libro “Seguridad y Soberanía Alimentaria” con un vasto currículum en la temática y quien recibirá el próximo 31 de octubre el Premio a la Trayectoria Profesional 2014 por parte de la Confederación General de Profesionales de la República Argentina (C.G.P.). 

 En el Año de la Agricultura Familiar, valorizar a los actores sociales en el proceso productivo presupone revisar el modelo hegemónico que a partir de la “Revolución Verde” avanzó sobre las tierras, los bosques, los bienes naturales, sin solucionar el problema que en sus inicios se había propuesto: â€œResolver el hambre del mundo”.

Las metas del milenio, señaladas en la Cumbre Mundial de la Alimentación en 1996 (año en el que había en el mundo 800 millones de personas que padecían hambre), eran las de “Reducir el hambre a la mitad en el 2015”. Estas no sólo no se han cumplido sino que, por el contrario, la realidad es preocupante, ya que la mitad de la población mundial se encuentra mal alimentada. 3.400 millones de personas sufren problemas tales como el hambre, la desnutrición y también obesidad, mientras que tan solo el 6% de la población total del planeta consume el 50% de la producción. 

Este modelo productivo se acompaña, además, de la transnacionalización de la cadena alimentaria, considerando la producción, la comercialización, el transporte y la distribución de alimentos. Se recurre al acaparamiento de tierras, a la mecanización y a la industrialización del campo, al desplazamiento de poblaciones, al hacinamiento urbano, al cambio climático (con la sucesión de sequias e inundaciones consecuentes), a la aplicación de recursos que aporta la biotecnología, al uso indebido de agrotóxicos, al monocultivo, a la pérdida de la biodiversidad, a la profundización de la dependencia de aquellos países que producen para la exportación según la demanda del “mercado” (y no para atender a sus propias demandas internas).

El alimento se ha transformado así en una “mercancía”, no en un bien que garantice la vida en toda su plenitud. Como tal, está sujeto a las leyes de ese mercado, es decir, a que se cotice en bolsa, que se especule con él y se lo maneje como un arma de dominio, creando un clima de zozobra y de inestabilidad institucional ante la variabilidad de los precios, especialmente el de los alimentos que integran la canasta básica de cada región.

Vincular el modo de producción basada en la agricultura familiar, replantear circuitos cortos de comercialización, garantizar que el Estado cumpla su rol de regulador del mercado, tanto interno como externo, significa rever una política vigente en estas últimas décadas que, tal como señalamos, no ha resuelto los principales desafíos de la humanidad.

Asociar el modelo productivo al cuidado del medio ambiente marca una nueva realidad, la que nos hace optar entre la agroindustria o la agroecología, entre los alimentos frescos o los ultraprocesados, ya que estos últimos han agravado los problemas de salud, al generar un aumento de las enfermedades crónicas no trasmisibles, como la obesidad y la diabetes. Otras patologías resultantes de la contaminación por plaguicidas y agroquímicos son el incremento de malformaciones, cáncer, leucemias en edades tempranas y abortos a repetición.

Los nutricionistas argentinos, quienes realizamos cotidianamente recomendaciones para una alimentación saludable, necesitamos apoyar esta nueva mirada que hoy señala la FAO. Solo así se podrá dar cumplimiento al objetivo de la Cumbre Mundial fijado en 1996, â€œAlimentos para todos o Ganancias para pocos”

Lic. Miryam Gorban.
Miembro de AADYND


Revisado por Comité de Prensa de AADYND
Copyright © 2014 Aadynd.
Our mailing address is:
prensa@aadynd.org.ar

unsubscribe from this list    update subscription preferences