Copy
Boletín de Prensa AADYND

Semana de Concientización sobre la Sal

Lunes 25 de marzo del 2013
Más del 65% de la población considera que es muy importante reducir la cantidad de sal que se agrega a las comidas, pero apenas el 31,4% asegura que hace algo para bajar el consumo.
Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo diario de 5 gramos de sal, en la Argentina hay estudios que señalan un consumo promedio superior al doble de lo recomendado: 11,2 gramos de sal por día (12,7 los hombres y 9,8 las mujeres.
Si bajáramos sólo 3 gramos de consumo de sal al día, estaríamos evitando 6.000 muertes al año por enfermedades cardiovasculares. Según la Lic. Graciela González, presidente de la Asociación Argentina de Nutricionistas (AADYND), “El gusto es una construcción entre el sabor y el olfato, y cuando se reduce el consumo de sal no se sacrifica el gusto”.
En un estudio piloto presentado en las III Jornadas de Nutrición de AADYND, durante los XIX Encuentros de Nutricionistas 2012, se  observó que los alimentos industrializados destinados a la población infantil, niños de 3 a 6 años,  suelen tener en su composición un alto contenido de sodio que supera el 40% de la recomendación y  que el 86% de los encuestados agrega sal en la preparación de los alimentos.
“No hay que esperar a que se instale la enfermedad para actuar. El beneficio de la disminución del consumo de sal es para toda la población en todas las edades”, agrega la Lic. Graciela González.
Recordando que del 11 al 17 de marzo se celebró la Semana Mundial de Concientización sobre la Sal, bajo el lema “¡Menos sal, por favor!”, las Guías Alimentarias  para la población Argentina, editadas por AADYND y actualmente en revisión,  recomiendan:
·         Evitar salar los alimentos durante la cocción, o el agua donde se hierven.
·         En caso de agregar sal, hacerlo al finalizar la cocción y en muy poca cantidad. Puede utilizar hasta dos cucharaditas por día.
·         Es bueno suprimir el salero en la mesa.
·         Utilizar técnicas como el sellado y asado de los alimentos para retener así sus jugos y su sabor.
·         Moderar el consumo de caldos y sopas concentradas en polvo, salsas envasadas, aderezos –mayonesa, ketchup, mostaza-, fiambres, embutidos, hamburguesas.
·         Evitar los snacks salados y productos de copetín.
·         Utilizar condimentos como hierbas naturales, especias, salsas caseras y dips de queso blanco untable procesado con hierbas en reemplazo de aderezos.
·         En el caso de utilizar sales modificadas, consultar a un profesional.
En 2011, el Ministerio de Salud de la Nación, con el fin de reducir la morbimortalidad por enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y renales, puso en marcha la iniciativa "Menos Sal, Más Vida". Buscaba así concientizar a la sociedad sobre la necesidad de disminuir la incorporación de la sal en las comidas, y el contenido de sodio de los alimentos procesados mediante acuerdos con la Industria alimentaria. 
En tal sentido, junto al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, rubricó un convenio marco sin precedentes en la región con la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), cámaras y empresas alimentarias con el objetivo de reducir el contenido de sodio en los grupos de alimentos procesados prioritarios.
Un ejemplo de ello es el desarrollo de acciones en las panaderías artesanales para que produzcan variedades de pan con menos sal y sin sal, conjuntamente con la Federación Argentina de la Industria del Pan (FAIPA) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).
Según la Lic. Beatriz Ravanelli, coordinadora de Prensa de AADYND, “Cada uno en su casa puede comenzar a controlar la cantidad de sal que utiliza, pero cuando comemos fuera de casa o compramos alimentos envasados,… ¿cómo lo controlamos? Por ello cobran especial relevancia estas acciones y campañas de concientización”.
“En el camino de seguir una alimentación completa y variada, que incluya vegetales a diario, con mínimo agregado de sal, es importante consultar a un nutricionista para aprender a leer las etiquetas de los alimentos y bebidas, buscando los de menor cantidad de sal agregada, y para conocer las alternativas y formas de uso de las sales modificadas disponibles”, concluye la Lic. Beatriz Ravanelli.
 
Asociación Argentina de Nutricionistas
 
Colaboraron:
Lic
. Graciela González -  Presidente de AADYND
Lic. Beatriz Ravanelli Coordinadora -  Comité de Prensa AADYND
prensa@aadynd.org.ar
Ir a la web AADyND               Agregar en Facebook
Copyright © 2013 *|LIST:COMPANY|*, All rights reserved.
DESUSCRIBASE AL BOLETIN        ACTUALICE SUS DATOS  
Email Marketing Powered by Mailchimp