Copy

COMUNICADO DE PRENSA  Septiembre 2013
En el mes del Día del Corazón: “GRASAS: CÓMO ELEGIRLAS PARA CUIDAR EL CORAZÓN”
 Si bien las grasas son importantes dentro de la alimentación habitual, es útil recalcar que algunas son más saludables que otras.
A la hora de cuidar el corazón, es bueno evitar las saturadas, contenidas en las grasas de las carnes, leche y quesos enteros, manteca, crema de leche, embutidos y fiambres, ya que su exceso se relaciona con el aumento en los niveles de colesterol sanguíneo. Por la misma causa se deben evitar los aceites de coco y de palma, tanto al cocinar como formando parte de productos alimentarios.
 También se deben restringir las Trans, grasas de origen vegetal que son producto de un proceso industrial de hidrogenación para que su consistencia sea semisólida. Su consumo se asocia con un aumento en las enfermedades cardio y cerebro vasculares.  
Las grasas Trans se encuentran en margarinas, productos de copetín y de pastelería, alfajores, baños de cobertura, polvos para preparar bizcochuelos, barritas de cereal, galletitas, tapas de tarta y de empanadas, sopas instantáneas y caldos concentrados.
 Por el contrario, existen las grasas insaturadas que pueden formar parte de una alimentación saludable, siempre que no sean consumidas en exceso. Forman parte de este grupo las monoinsaturadas (Omega 9)  y las poliinsaturadas (Omega 3 y 6). Estas grasas son beneficiosas para la salud cardiovascular ya que ayudan a modular el perfil lipídico favorablemente.
 Si bien se debe controlar  la cantidad de colesterol  ingerido en la alimentación diaria,  la  principal estrategia de cuidado cardiovascular consiste en lograr un consumo equilibrado de los distintos tipos de grasas, tanto saturadas como insaturadas. 

¿Qué alimentos son ricos en grasas  insaturadas?

Grasas monoinsaturadas (Omega 9): En este grupo se encuentran los aceites de oliva, de canola, girasol alto oleico, la palta, frutas secas como avellanas, almendras y pistachos. También se pueden aprovechar los beneficios de comer aceitunas, ricas en este tipo de grasas, siempre que no haya una limitación individual en el consumo de sodio.
Grasas poliinsaturadas: Se pueden diferenciar 2 clases:
Ricas en Omega 3:
1) Ácidos Eicosapentaenoico (EPA) y Docosohexaenoico (DHA): en pescados de mar grasos como salmón, atún, caballa, sardina, arenque, gatuzo (que deben consumirse al menos 2 veces por semana) y en productos adicionados con estos aceites, como algunas leches.
2) Ácido Alfalinolénico: semillas de lino, en la chía, nueces y aceite de soja.
Ricos en Omega 6
: Ácido Linoleico: aceites vegetales de girasol, maíz, uva, soja, semillas de girasol y nueces.

                                                            

 
Argentina 2014 Libre de Grasas Trans
A partir de mayo de 2004, la OMS recomendó eliminar las grasas Trans de los alimentos procesados destinados al consumo humano. En el año 2007, a través de un grupo de Trabajo llamado “Las Américas libres de grasas trans” la Argentina se comprometió a eliminar estas grasas de la producción de alimentos.
Es así que el 3 de diciembre de 2010 se incorpora al Código Alimentario Argentino el artículo 3 art 155 tris en el que dice “El contenido de ácidos Grasos Trans de producción industrial en los alimentos no debe ser mayor al 2% del total de grasas en aceites vegetales y margarinas destinadas al consumo directo y al 5% del total de grasas en el resto de los alimentos. Estos límites no se aplican a las grasas provenientes de rumiantes, incluso la grasa láctea”.
El plazo de adecuación fue de 2 años para aceites y margarinas y de hasta 4 años para los demás alimentos. Cabe destacar que desde el inicio de esta Campaña, la industria alimentaria ha comenzado a disminuir su concentración o a reemplazarlas totalmente.
Es de esperar que con la disminución de grasas Trans se pueda mejorar la calidad de la alimentación y tender a un estilo de vida más saludable.

                                                            


Lic. Viviana Wons
Comité de Prensa AADYND
Asociación Argentina de Nutricionistas
 
Coordinación: Lic Beatriz Ravanelli
prensa@aadynd.org.ar